Queremos compartir con vecinas y vecinas y lectores de nuestra web una reflexión que consideramos muy interesante y que se ha publicación en la página de Facebook de la Federación de Barrios de Zaragoza
Este sistema ha venido para quedarse y se ha configurado sin una ordenación correcta. Ha surgido obligado por el COVID y sin la planificación necesario. Es decir, un sistema que podría haber sido construido en positivo se ha tenido que edificar desde la premura y el caos, sin diseño y sin un tiempo de adaptación.
En realidad todo el sistema de Atención Primaria en todas las grandes ciudades están colapsado por los enormes recortes de la década pasada que no quiso reponer plazas de profesionales de Sanidad. Eso, unido a la falta de profesionales en las Bolsas de Trabajo sobre todo en Aragón por causas que se conocen perfectamente pero que no se resuelven, hacen que el problema sea grave.
Los profesionales médicos o de enfermería están muy agotados y cansados y los pacientes peor atendidos. Crecen y ya se está demostrando enfermedades subyacentes que no se tratan como antes, incluso enfermedades graves llegan más tarde a Urgencias u Hospitales por los cambios en el Sistema de Salud. Pero no hay soluciones sencillas en el corto plazo. Y todos somos conscientes de que nos parece absurdo que no se puedan hacer visitas médicas presenciales como antes por muy diversos motivos de seguridad, cuando en hospitales no es así, en consultas privadas no es así como no lo es en los transportes urbanos, en el bar o en los supermercados.